Sin permiso, por favor.

"El mundo moderno no será castigado; es el castigo"

Elecciones municipales y autonómicas 2015

Posted by Proyectos LIJO en 27 mayo 2015

Sé lo difícil que es presentarse a unas elecciones cuando uno milita en un partido humilde. Las leyes electorales así lo establecen, porque a los que mandan así les parece. Ellos no quieren que una opción radicalmente distinta de la que defiende el sistema, es decir, una opción netamente antisistema, pueda lograr no ya poder institucional, sino llegar a tocar un poco de la responsabilidad pública. La ley es así: De cada 5 miembros de la lista electoral, 3 deben ser de un sexo y 2 de otro, intercalados. Si la lista tiene 25 miembros, hacemos 5 grupos de 5 personas y tiene que haber un total de no más de 15 varones o mujeres y no menos de 10 varones o mujeres. Es la llamada “Ley de Paridad” que dicta que, por narices, tenga que haber personas en puestos de responsabilidad, aunque esas personas tengan menos valía que otras de género opuesto. Si tengo 23 mujeres válidas y solo 2 varones… ¿Por qué tengo que meter necesariamente 8 varones más y sacar a 8 mujeres de esa lista?. Y lo mismo vale para el caso contrario.

No hablemos ya de listas abiertas… ¿Eso qué es? Pues lo del senado, aunque para el senado da igual porque no sirve para nada.

Y contentos ¿eh?, contentos porque al menos, para estas elecciones no hace falta presentar firmas.

-¿Firmas dices?
+Sí
-¿Para qué? ¿por qué?
+Bueno, dicen nuestros representantes políticos, que aquellos partidos que se quieran presentar a unas elecciones generales tienen que recoger, de cada circunscripción, el 0,1% de firmas de personas mayores de edad, es decir, en edad de votar. Si mi provincia o circunscripción tiene 1 millón de habitantes, tengo que currarme 10.000 firmas para presentar mi lista a las generales. Eso sí, solo si soy un partido sin representación parlamentaria. Si soy una agrupación de electores, ese porcentaje sube al 1%. Y después, los espacios para la propaganda, así como en los medios, se los reparten los grandes.
-¡¿Cómo dices?! ¿No consagra la Constitución que todo español es elegible?
+Sí, pero como en tantas otras cosas, nuestra Carta Magna es papel mojado. ¿O acaso los derechos a la vivienda o al trabajo se respetan? Ni el derecho a la vida se respeta.
-Tienes razón.
+Pues imagínate: Si quiero presentar lista a las 52 circunscripciones, además de tener que buscar un 40% de mujeres, o de tener que buscar un 40% de varones (Si soy del partido feminista, que existe, a ver cómo lo hago…) Además de tener que intercalar a los candidatos en grupos de cinco, ahora también tengo que ponerme a buscar firmas para que la junta electoral de por válida mi candidatura. Y no solo es el esfuerzo de salir y pedirle a la gente que me firme, es también que no puedo pedir firmas cuando quiera, tengo que cumplir unos plazos para hacerlo, y no puede ser antes de dicho plazo.
-No claro, no te lo van a poner tan fácil.
+No estaban muy iluminados el día que votaron la ley…
-No, creo que no.
+Bueno, pues además de todo eso, teniendo en cuenta que en España tienen derecho a voto unos 36 millones de personas -cada vez tenemos menos niños- para presentar candidatura a las 52 circunscripciones, hacen falta… 360.000 firmas. Y cuando un compatriota firma avalando una candidatura, ya no puede firmar por otra. Si se dan cuenta, aunque tú no lo sepas, te invalidan dicha firma.
-¡Buah! ¡Qué sobrados!

Esta conversación imaginaria, es parecida a la que tuve con un amigo cuando salió dicha ley.

Cambiemos de tercio. Hemos visto que la democracia en España es un nombre. Nada más. Ese nombre está plagado de corruptos en todos los estamentos y partidos, hasta en los de “nuevo cuño”. Desde ayuntamientos hasta Corona está podridos de varios tipos de corruptelas y “corruptonas” que hacen que, por ejemplo, tengamos ya al 30% de la gente viviendo con menos de lo necesario para hacerlo. Estamos sobreviviendo.

¡Y llegan las elecciones! Y una nueva/vieja oportunidad para cambiar las cosas. ¿Y qué hacemos? (somos MUY tontos) votar a los mismos. Y los que no son los mismos, al final sí lo son, porque el “cambio” (Ya hablé del cambio hace un par de meses) no llega por un lavado de cara y siglas nuevas, con símbolos nuevos y colores no utilizados hasta ahora por el “merchandaisin” político electoral. El PPSOE se hunde, y para tomar el relevo, está el nuevo PPSOE, ahora llamado “Ciudademos” (Ciudadanos + Podemos) o como queráis llamarlo. Porque, que no se engañe nadie: Ciudadanos no es otra cosa que el PP y Podemos no es otra cosa que el PSOE y ya sabemos que en España, el bipartidismo no es otra cosa que monopartidismo con dos grupos aparentemente enfrentados que se turnan en los gobiernos, como en tiempos de Cánovas y Sagasta.

Está por ver el alcance real de las “nuevas” formaciones y si serán solo el parche del momento o vendrán a sustituir las viejas siglas.

Y para terminar: El cambio será por la vía patriótica y antiliberal, o no será.

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , | Leave a Comment »

¿Qué fue de Ti?

Posted by Proyectos LIJO en 29 abril 2015

mirador puesta de sol

Ripio sobre un recuerdo.

¿Qué fue de Ti, Castilla llana?

¿Dónde guardas tus días fríos de vientos secos y sol helado?
¿Dónde las palomas y sus casas, las liebres y los galgos, las vegas de los ríos y el pasto de las ovejas?

¿Qué hay de Ti, Castilla milenaria?
¿En qué bodegas conservas tus pueblos y tus batallas?
¿En qué ermitas la Vida y la Fe?
¿Tras de qué muros están los sueños de tu imperio?

¿Qué fue de Ti, Castilla eterna?

Herida y maltratada por tus hijos; herida de muerte por lo extraño.
¿Dónde están las llaves de tus catedrales?
¿Dónde el polvo de tus tierras y caminos?
¿Y dónde está el olor de tus campos de mar verde en primavera y de mar amarillo de estío y de mar ocre de otoño y de mar albo de invierno?

¿Qué hay de Ti, Castilla amada?

¿A qué robledal o a qué pinar o a qué encinar, has mudado tu esencia?
¿En qué monte vigilas distante el momento de volver a nacer?
¿En qué mar de aguas profundas y extensas, botarás tus barcos hoy día?
¿A qué nuevas naciones y pueblos llevarás como heraldo sagrado al buen Dios?

¿Qué fue de Ti, Castilla indómita?

Ya te domaron, Castilla. Ya te domeñaron a Ti y a Tu hija España. Y vives presa y esclava de aquellos que nunca te amaron, que siempre te odiaron.

¿Volverás a Ser algún día, Castilla hermosa? ¿Trocará tu ahora ocaso en nuevo amanecer mañana?

pastores de tierra de campos

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

Lima, la caótica.

Posted by Proyectos LIJO en 27 abril 2015

La avenida Javier Prado es una de las principales arterias de la ciudad, pues comunica el este marítimo con el oeste montañoso a través de algunos de los distritos más prósperos de la urbe y en consecuencia, sede de negocios de todo tipo. Magdalena, San Isidro, San Borja, Surco, La Molina… A través de ella miles o decenas de miles de coches y autobuses circulan cada día provocando en algunas ocasiones tales atascos que no tienen parangón con ninguno que haya sufrido o presenciado antes. Las ambulancias y coches de policía sacuden en vano sus sirenas para pedir un paso que todo el mundo les niega. No me quiero imaginar al infartado que pudiera ir en ese momento en esa ambulancia que, hace unos meses, pasó más de 40 minutos parada mientras su conductor contemplaba como su aviso acústico y visual era ignorado por todo el mundo. Los cruces de las avenidas y calles que atraviesan esta vía, ausentes de ese recurso vial que bien usado son un alivio real -las rotondas, glorietas, raquetas u óvalos como les dicen por aquí- se bloquean por que todo el mundo quiere pasar y no respetan el espacio de dichos cruces. Si sumamos lo mal programados que están los semáforos y la inacción e ineficiencia generalizada de la policía de tránsito, que las más de las veces se preocupa más de hablar por teléfono que de cumplir su labor, podemos hacernos una idea del caos del tráfico que se vive por aquí. Esta ciudad ha pasado en tan solo 10 ó 12 años de no tener apenas coches, a tener cientos de miles, sin una previa adaptación de las vías a este volumen. Y no hay metro (Sólo una línea recién inaugurada)

El ejemplo de la Javier Prado sirva para ilustrar un mal que afecta a todas las grandes vías: Panamericana norte y sur, Universitaria, Carretera Central, Costa Verde, etc, etc, etc…

Esta es una megaciudad de casi 10 millones de habitantes, casi dos más si sumamos la Provincia Constitucional del Callao, que es limítrofe con varios distritos de Lima: San Miguel, San Martín de Porres, Los Olivos, Puente Piedra…

17405

 

Y la vida aquí no es sencilla. Las grandes distancias entre los puntos hace que los traslados sean eternos. Cualquier simple movimiento lleva más de 30 minutos y puede llegar a ser de 3 horas si nos desplazamos entre conos (norte y sur) y vamos en transporte público. Pero el transporte aquí no es como en otras partes. A diferencia de ciudades como Madrid, Nueva York, Londres, Berlín o, sin salir de la región, Buenos Aires o Santiago de Chile, en las que la seguridad y rapidez del metro hacen los traslados mucho más agradables, Lima se desangra en un caos de coches, taxis, combis, cúster y buses que recorren avenidas, calles y jirones a toque de bocina, gritos y peleas entre conductores y cobradores y estos con taxistas y conductores privados. Las combis, pequeñas furgonetas en muy malas condiciones técnicas, conducidas muchas veces por chóferes que ni siquiera tienen los papeles suyos ni los del vehículo, articulan la ciudad del proletariado.(algunos periodistas locales han llegado a afirmar que muchos de esos conductores son delincuentes que han cambiado la pistola o la navaja por el volante) En los paraderos, se agolpan varias unidades de transporte a la vez, de todos los colores y tamaños, que cargan personas que se asemejan más a una lata de sardinas que a un vehículo a motor, y de empresas de variopintos nombres. En sus costados llevan rotuladas a pincel las calles, avenidas o emplazamientos más importantes por los que pasan, mientras que los cobradores de manos negras por las monedas, vocean en una jerga difícil de entender para los recién llegados, los siguientes destinos en los que van a hacer escala. Casi todos ellos son hombres, aunque también alguna mujer que, a voz en grito, afónicos al final del día, animan a los transehúntes a subir a sus carros y viajar con ellos en un constante vaivén de acelerones, frenazos, volantazos, roces con otros usuarios, suciedad y desprecios por parte de los responsables del bus. Los accidentes se suman día tras día, por lo que montar en estos cacharros supone una suerte de ruleta rusa en la que no sabes lo que puede pasar. La falta de señalización, la mala semaforización y el poco o nulo respeto que los conductores tienen hacia las normas viarias y hacia el peatón que ose ponerse en su camino, abultan una estadística de atropellos y colisiones que dejan siempre víctimas mortales y heridos de gravedad.

Junto a los paraderos, mujeres y hombres venden de manera “informal” (Eufemismo para no decir ilegal) todo tipo de productos: Golosinas, refrescos, gaseosas, agendas, libros, bolígrafos, llaveros, bisutería, ropa, pilas, relojes, paraguas que en verano se usan para cubrirse del sol, pues en Lima nunca llueve. También comida “al paso”: espaguetis con pollo, caldo de gallina, hamburguesas en carritos adecuados para ello, papa con huevo, choclo con queso, chica morada, agua de maracuyá, helados… La actividad económica aquí bulle, y si se pudieran contabilizar los dineros que al día se mueven en este curioso y peruanísimo comercio ambulante, estoy seguro de que tendríamos datos que superarían ampliamente los 5 millones de soles diarios… Siendo pesimistas.

La vida en torno a este curioso y “exótico” modo de moverse, al que debemos sumar la existencia de triciclos motorizados que hacen las veces de taxis para recorrer pequeñas distancia dentro de los barrios, se asemeja más a un hormiguero desorganizado en el que la gente va y viene en sus quehaceres diarios y rara vez podemos ver un ejemplo de amabilidad.

Lima, pese a los esfuerzos de algunas pocas personas, no está pensada para el peatón. Y eso, como español conocedor de parte de la realidad europea, se echa de menos.

 

 

 

 

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , | Leave a Comment »

Analizando el “cambio”

Posted by Proyectos LIJO en 27 marzo 2015

La palabra cambio es muy recurrente en cada campaña política que nos echamos a la cara. Desde que en España tenemos partitocracia o pseudodemocracia liberal capitalista, ha sido una palabra muy utilizada por casi todos los partidos a lo largo de estos casi 40 años de “nuevo/viejo régimen”. Recuerdo, así sin hacer mucho uso de la memoria, que lo usó el PSOE: “Por el cambio” y “El cambio del cambio”. Lo ha usado el PP: “Súmate al cambio”. Y lo está usando Ciudadanos y Podemos en la actualidad, si bien no para las campañas electorales, sí para los discursos y mítines. Creo que Rosa Díez y su finiquitado UPyD también ha hecho uso de la manida palabra en alguna ocasión, así como los nacionalistas (Paradójico ver el “Comença el canvi” de Arturo Mas para describir la continuidad de su gobierno desde el de Pujol)
canvi
Pero ¿Qué significa “cambio”? si nos atenemos al significado propio de la palabra, según el DRAE, cambio es:
Acción y efecto de cambiar.
¿Y qué es cambiar? en alguna de sus acepciones, atendemos a estas:
*Dejar una cosa o situación para tomar otra.
*Convertir o mudar algo en otra cosa, frecuentemente su contraria.
Estos dos significados son más que suficientes para entender el concepto de cambio, de cambiar.

Cuando el PSOE lo usa en las elecciones que gana por mayoría absoluta en 1982, tenía un significado profundo: Cambiar un régimen viejo, de carácter dictatorial, por otro nuevo, de carácter democrático y social (según nuestra constitución) en el que las formas y los fondos serían distintos.

Sin embargo, la falacia estaba inscrita en el mismo eslogan de campaña. El PSOE no podía suponer el cambio de lo antiguo a lo nuevo, porque el PSOE representaba entonces lo viejo. Era un partido con una fuerte financiación llegada desde Alemania de la mano de Willy Brandt, personaje histórico cuyo nombre auténtico fue Herbert Ernst Karl Frahm. Este señor había sido socialista marxista del partido social demócrata alemán desde muy joven, y pasó por la misma línea ideológica por la que pasó nuestro sevillano. De marxista a social demócrata, y de social demócrata a liberal. El caso es que el excanciller alemán, ante la amenaza real de que el PCE pudiera ganar unas futuras elecciones en España y que este moviera la balanza de la geopolítica en favor de la URSS, se dedicó a reconstruir un partido, el PSOE, que tras la guerra civil había dejado de existir, siendo el fin de su militancia real y de todas sus estructuras. Solo una decena de personas quedaron “activas” en España, y a ellas se dirigó Willy Brandt para encauzar cientos de millones de marcos que ayudaron a reconstruir el partido con dos condiciones: Abandonar el marxismo y abrazar la socialdemocracia y hacer frente al único partido de izquierda que sí se mantenía vivo durante la dictadura, siendo, junto a  carlistas y falangistas auténticos y miembros de las HOAC, los únicos opositores reales a la dictadura franquista. (Marcelino Camacho, Narciso Perales, Ceferino Maeztu, Guillermo Rovirosa, Diego Márquez, Julián Gómez del Castillo, Sigfredo Hillers, y el “topo” o “mosca cojonera” que se dedicó a cambiar las cosas desde dentro, Mercedes Formica) la minoría de ellos con formas de asociacionismo, como fue el caso de las HOAC y el FES o los Círculos Jose Antonio. La mayoría mediante medios de presión más fuertes, incluídos los atentados terroristas y huelgas. ETA político/militar, GRAPO y Terra Lluire son hijos políticos del comunismo, y en aquella época aliados directos del PCE, aunque ahora lo nieguen y vayan de “demócratasdetodalavida”

Al PSOE no el resultó difícil aceptar tales condiciones, y en su congreso extraordinario de 1979, la segunda sesión del número XXVIII, celebrada en septiembre después de que en la de mayo, la convocatoria ordinaria, los socialistas lo rechazaron. Felipe González presentó entonces, en mayo, su dimisión y una comisión gestora se hizo cargo del partido. Parece que el de La Puebla del Río presentó entonces las conversaciones con el alemán y en septiembre abandonó los postulados marxistas definitivamente, anotándose en la lista de los social demócratas europeos. Aunque, claro está, su defensa del marxismo desde hacía años era meramente estatutaria, defendida por los viejos militantes ya en minoría, por lo que el debate no duró ni 5 minutos. Los cheques de Willy Brandt inauguraron una costumbre muy socialista. Servir antes al dinero que al pueblo.

Pero volvamos al cambio.

Cambiar ¿Pero el qué?

Decía que no se puede cambiar algo si representas a lo viejo. La transformación del PSOE de marxista a Social Demócrata no supuso una evolución en sus ideas y proyectos, sino solo un cambio de estrategia política: El marxismo real, el socialismo científico ya se mostraba entonces agonizante. La social democracia supuso un lavado de cara para el PSOE pero no de fondo: El materialismo no fue abandonado, solo maquillado. La concepción del Hombre como un ser de carne solamente no cambió ni un ápice. Para ese “nuevo” PSOE el Hombre pasaba de ser un objeto de lucha, dentro de una clase oprimida contra otra clase opresora, a ser un objeto de consumo. Un número al que se sigue considerando desposeído de alma y al que, fuera del grupo en el que se le quiera poner, no tiene ninguna validez real para los objetivos del partido.

cambio psoe

Siento que me estoy centrando demasiado en el PSOE, pero quiero seguir por ahí, porque este no fue su primer ni su único cambio.

El PSOE de 1982 defendía cosas muy dignas: Las empresas públicas, la industria nacional, la calidad y la cantidad de servicios estatales como la educación o la sanidad. Y de nuevo entró el dinero en marcha. Y el PSOE volvió a cambiar. Los vientos del materialismo de los ochenta venían a confirmar el fin del marxismo internacional en cuanto a estados bien organizados. La caída de la URSS, de la RDA y la conversión de China en un estado capitalista , lo confirman. Hasta los comunistas, con su “eurocomunismo” (socialdemocracia al estilo comunista) aceptaron la derrota de sus postulados en el campo práctico. Pero la teoría tenía aun mucho que decir.

El dinero, decía, entró de nuevo en marcha. La fantasía de la CEE, la promesa de los miles de millones de pesestas que entrarían en nuestras arcas si entrábamos al grupo de los elegidos, cegó tanto a los líderes nacionales, que se sometieron sin protestar a las nuevas normas: desindustrializar España; privatizar sectores estratégicos; convertir España en el lugar de vacaciones de los que ponían la plata. Dijo José Bono hace unos años, que la reconversión industrial que descosió nuestra capacidad productiva y en consecuencia una buena parte de nuestra soberanía nacional, solo la pudo haber hecho el PSOE, porque ellos tenían el control de los trabajadores. Y tiene razón. Ni una huelga decente se hizo, salvo las protestas de los mineros asturianos y de los astilleros gallegos y andaluces. El voto cautivo de la “clase” estaba ahí y sigue estando ahí como hemos visto en Andalucía hace unos días.

No fue, sin embargo, la promesa de miles de millones de marcos alemanes para infraestructuras lo que terminó de convencer a los gobernantes. Todos ellos se vieron convencidos después de promesas que, ahora, se han visto cumplidas. Así fue que en 1986 España volvió a “cambiar”: del OTAN, de entrada, NO, al sí sin condiciones. De ver a la Europa económica como un sueño, a formar parte de ella de pleno derecho.

Y así pasan los años, España se ve despojada de su identidad, poco a poco, sin que casi nos diéramos cuenta. Dividida en 17 reinos de taifas en los que los nacionalistas y separatistas atacan la unidad de su patria basándose en postulados racistas. y de nuevo, otro “cambio”

Felipe González está desgastado por inanición. 14 años de gobierno no perdonan a nadie y menos con casos como FILESA o los GAL. Aznar aparece como el “salvapatria” necesario para salir de los 3 millones de parados (ahora nos reímos) y de la grave devaluación de la peseta. Lo que viene después ya lo sabemos: El nuevo materialismo, el liberal, el que nos dice que seremos libres cuantas más cosas materiales tengamos, cuánto más dinero acumulemos. La privatización de lo poco que quedaba por privatizar, entregado como regalo a los amigos de Aznar y Rato, robado a todos los españoles delante de nuestras narices mientras nos entretenían con el fin del servicio militar, el artificial crecimiento económico, la declaración del fútbol como “Bien de Interés General” y su generalización en la TV. La consolidación de un tipo de televisión basura que nos ha embrutecido a todos, aunque hayamos sido conscientes de que nos hacía mal. Y un nuevo cambio: La entrada en el euro. Y una nueva pérdida de soberanía.

Y luego Zapatero: más aborto, más pobreza, menos derechos laborales, más ordinariez política.

Y ahora Rajoy: Un nuevo cambio, para no cambiar nada. Nuevas formas de corrupción, más paro, menos calidad educativa y sanitaria y mentiras, muchas mentiras, demasiadas para un pueblo cansado que aun así, sigue sin rebelarse del todo. Por que “Todo cambia, para que nada cambie”.

¡Y llega el cambio!

El 15 de mayo de 2011, un pequeño grupo de personas acampa en la puerta del Sol de Madrid para decir basta. Los primeros días vimos a todo tipo de personas, incluso curas, que pensaron que el cambio real, el de verdad había llegado. Aquello se deshizo poco a poco pero quedó el poso. Y de ahí nace una nueva opción de cambio. Podemos. Un poco de magia televisiva, un líder caristmático, un programa político confuso, un poco de ilusión y ¡zas! 1,5 millones de votos que dieron la sorpresa en el parlamento europeo.

No voy a seguir por el camino histórico. Creo que es hora de explicar lo que ha supuesto el cambio.

Decía más arriba que, según el DRAE, cambiar es Dejar una cosa o situación para tomar otra o Convertir o mudar algo en otra cosa, frecuentemente su contraria. ¿Cómo entonces podemos afirmar que de alguna manera hemos cambiado realmente en los últimos años? El camino está claro: El materialismo, sea liberal o neomarxista como el que nos presenta ahora Podemos, aunque se disfrace, no cambia. Solo se adapta.

Si vamos en un barco de vela, y éstas están llenas de agujeros pero en vez de sustituir las velas parcheamos esos agujeros y cuando esos parches se desprenden ponemos otros nuevos pero las velas siguen siendo las mismas… ¿Cómo vamos a solucionar el problema de tracción o impulso de nuestra nave? Quede claro: La nave es España, las velas son sus dirigentes. La tripulación, además, no está organizada para trabajar en común con el mismo objetivo. La sociedad no tiene la mentalidad de que España es un ente superior a nosotros, porque somos nosotros mismos. Si uno iza la vela de dirección a babor y otro mueve el timón a estribor ¿Qué rumbo debe llevar? y aun más allá. Si el mar por el que se navega no es el adecuado pues sus corrientes y vientos nos alejan de las costas y los puertos, tampoco el mar sirve. No sirve el mar, no sirve la tripulación y no sirven las velas. Además, parte de esa tripulación está aserrando la nave o descolgando los botes salvavidas para tomar su propio rumbo, dejando a la tripulación sin varios y buenos de sus componentes. La tripulación somos nosotros, los ciudadanos. El mar el sistema en el que nos movemos.

No ha habido cambio en estos 40 años. Dentro del mismo mar, del mismo sistema, hemos ido parcheando las velas y hemos seguido avanzando hacia las profundidades de un gran océano, el materialismo, en el que se han juntado las aguas del marxismo y del liberalismo para dar como resultado una nueva sociedad desposeída de su identidad y vacía de ilusiones, que ilumina sus oscuridades en la telebasura y el fútbol y ve como normal el asesinato de millones de personas antes de nacer.

No ha habido cambio real. No hemos dejado una cosa por otra ni hemos transformado nada en otra cosa contraria. Solo hemos ido moldeando un gran ídolo de barro con las manos de distintos escultores, hasta convertirlo en algo que nos engulle. Un golem que, sin embargo, nunca estuvo a nuestro servicio.

La nave aun está casi íntegra. Es tiempo de dejar las velas ajadas y reparadas por otras nuevas, agarrar los vientos buenos y dejar el mar que nos engulle en su gran remolino central. Es tiempo de reconstruir la nave, España. Es tiempo de organizar a la tripulación, las personas. Es tiempo de mudar de mar, de abandonar el materialismo y abrazar un nuevo espiritualismo que reconozca en el Hombre a un ser digno de respeto. Que reconozca que somos obra e hijos de Dios. Que se vuelva a sí misma para reconocerse en el espejo de su tradición milenaria. Que se comprometa en el proyecto que nunca debió dejar de lado, la Hispanidad. Que tenga al Hombre como portador de valores eternos con capacidad de salvarse o condenarse.

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , | Leave a Comment »

No me gusta (Esta) la navidad

Posted by Proyectos LIJO en 3 enero 2015

La capital de Perú se empieza a vestir de sol después de varios meses en los que el tiempo hace honor al sobrenombre que recibe Lima “la gris” para los amigos. Es raro pasar una navidad a temperaturas que superan fácilmente los 20ºC y en la que no hay turrones, mazapanes, peladillas, mantecados, polvorones, pan de cádiz… Aquí lo más, y adoptado de Italia, el pannetone o panetón es la norma. Con chocolate aguado, por favor. La venta incontrolada de petardos y fuegos artificiales ha dejado estos días más de una decena de mutilados y un muerto,y entre la nochebuena en la que los cerros de los conos sur y norte se iluminan durante varios minutos con el dinero de la paga extra de navidad, y la nochevieja en la que se comen uvas sin campanadas y se echan los restos en cohetes de todo tipo, hay una especie de personas que luchan a contracorriente defendiendo la salud de sus mascotas. Algún perro salió en las noticias, dicen que muertos por infartos y sustos a causa de tanta explosión y pólvora. Supongo que los perros valencianos, como los caballos de los antidisturbios de la policía, estén ya acostumbrados a tremendo ruido.

Pero no es eso lo que no me gusta. Las tradiciones varían dependiendo de la zona del mundo en la que estemos. Eso es normal y no me sorprende. Las uvas, para no perder la costumbre, las comía a las 6 de la tarde frente al canal internacional de TVE, viendo a Ramón García canoso y con capa, y a la incombustible Anne Igartiburu sin una sola arruga, ni en la cara ni en la voz. Reconozco que incluso me emocioné un poco cuando Ramontxu dijo aquello de “saludos a todos los que estáis fuera por unas razones u otras”

La navidad en Perú es, como dice mi amigo Cándido, una falsedad. Es hoy una fiesta pagana que ha olvidado lo que significa de verdad esta fecha. Ni la iglesia católica, ni los cientos de iglesias y sectas cristianas son capaces de repeler una costumbre que, aquí al igual que en el resto del mundo, es una guerra entre la verdadera celebración y el impulso neoliberal del consumo masivo y vacío de significado. Esta guerra, que nadie se equivoque, la gana cada año, en Perú y en España, el segundo de los rivales. Odio esta navidad.

Odio la navidad de la comparación entre vecinos por ver quién es el que más luces pone en su casa. Odio las colas infinitas de la tiendas y el gasto superfluo en petardos, cohetes y fuegos artificiales, incluso en lugares en los que la gente no tiene casi ni para comer. Odio la hipocresía y el cinismo de saludar sonrisa en ristre felicitando, hoy, las fiestas, y pasar mañana delante de mí sin ni siquiera mirarme. Odio a esos medios de comunicación que se deleitan en lanzar mensajes que nada tienen que ver con la llegada del Salvador. Odio que me obliguen, casi, a tener que entrar en esa espiral si es que no quiero sentirme fuera de onda. Odio los árboles llenos de publicidad de grandes empresas que no cumplen ni uno solo de los preceptos de aquel por quien se celebran las fiestas.

La navidad debe volver a tener el sentido que tuvo cuando éramos niños, cuando era más importante el amor que el dinero. Por mi parte así será. No me veréis en ese círculo consumista.

Feliz 2015.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

¿Y qué si me importa?

Posted by Proyectos LIJO en 17 diciembre 2014

Llevo varios años sin escribir en mi blog. No sé, puede que ahora pasen otros tantos sin volver a escribir. En este tiempo han sucedido muchas cosas en mi vida. He cumplido años, me han salido canas, monté mi empresa, me arruiné, murió mi padre… En este tiempo he pasado calamidades y noches sin dormir, básicamente por el maldito y asqueroso dinero. El pasado año 2013 me fui a Perú, a trabajar de voluntario a una casa de acogida para niños en Puerto Maldonado, departamento de Madre de Dios, que está a cargo de aquel sacerdote del que escribí hace tiempo con buenas palabras. Fueron algo más de 5 meses que me sirvieron para conocer una realidad muy distinta a la mía. Un clima extremo que no da tregua en cuanto al calor y la humedad, que hace que la vida salvaje sea increíblemente fecunda. Bichos de todo tipo me han picado en todas partes, desde zancudo hasta mantablanca, pasando por una avispa naranja con el culo negro que me dejó como si hubiera tomado un par de cajas de cerveza. Isango, garrapatas, hormigas… “Lo peor de la selva no es lo que ves, sino lo que no ves” Me decía un biólogo que conocí brevemente. Y qué razón tenía. En cuanto a la casa, ¿Qué decir? conocía al cura desde el año 1998, persona a la que admiraba. Y cuando llegué esa admiración poco a poco se fue desmoronando. Pocas personas tan soberbias me he encontrado. Tanto que al final me tuve que ir, aun cuando la voluntad y el compromiso que tenía era el de estar apoyando el proyecto, al menos, todo el 2014. Pero no pudo ser. Supongo que algún día el tiempo y Dios pondrán a cada uno en su sitio. Y digo supongo porque en la distancia, con las publicaciones de facebook y las bonitas palabras escritas en artículos de hace años, publicadas una y otra vez, uno no aprecia ni se imagina cosas como la desmedida ambición de alguien al que los niños no le importan demasiado sino el desarrollo de un proyecto que tiene el único fin de alimentar su soberbia y su orgullo, poniendo como pantalla a niños que, salvo una o dos honrosas excepciones, nada le importan. Pero no voy a hablar más de ello. Sé que estas palabras me darán algún que otro problema, pero sinceramente me resbala. No soy el único testigo de aquello y sé que el resto de ellos confirmarán lo mismo que yo cuento.

Una vez que aquella experiencia se derrumbó, Lima fue mi siguiente destino. Salí de Puerto en un día lluvioso. O mejor dicho, quise salir, ya que la intensidad y volumen del agua que caía era tanta que no había manera de que un avión aterrizara o despegara en la única pista del José Aldamiz. (En los días y semanas previas, la intensidad del “invierno” amazónico había provocado la evacuación de varios pueblos indígenas que, a las orillas de los ríos Piedras, Tambopata y Madre de Dios, habían visto sus chozas y aldeas inundadas) De Puerto Maldonado me llevé un par de buenas amistades, algún amanecer en la chacra, cielos estrellados, caminos polvorientos, bichos en la memoria y la satisfacción de haber ayudado a hacer la vida de unos pocos niños un poco más fácil, a pesar de todas las trabas que me encontré. También me llevé el sabor amargo de una gran decepción. Tuve que esperar, pues, al día siguiente para que el avión llegara del Cuzco y poder volar a la capital del Virreinato.

Lima aparecía soleada y brillante el día que llegué, 13 de febrero, en pleno verano austral. Voy a obviar detalles que quizá algún día cuente (Como el hostal en el que me alojé la primera noche, o la sensación de caos al ver las calles llenas de basura y desperdicios sueltos) Huelga decir que el choque fue brutal, como es lógico.

¿Y qué si me importa? Ese es el título que he puesto a este post o artículo, que creo sea más apropiado. En este tiempo, cuando ya va para el año que llegué a esta megaciudad, las anécdotas se acumulan y los proyectos tratan de salir adelante. Tras la consecuente adaptación (Aun estoy en ello) han vuelto a brotar en mí esas ansias revolucionarias que tengo desde que hace 20 leí a Jose Antonio. Muchos me dicen que no me meta en tratar de arreglar el tráfico o de buscar el respeto de los conductores cuando quiero cruzar la calle. Tampoco me recomiendan tratar de detener agresiones a mujeres que he visto en plena calle o de corregir la actitud crónicamente cochina del peruano medio, que se cree que los papeles y envoltorios de galletas y botellas de bebidas gaseosas -a la que tan aficionados son aquí- desaparecen del suelo por arte de magia. Pero ¿Cómo no meterme? Me dice alguno que qué me importa, que haga mi vida y que me olvide de tratar de mejorar la sociedad en la que ahora vivo. Y a veces lo pienso, pero luego me digo ¿Y qué si me importa? es lo que me han enseñado, así me han educado y así soy y quiero ser, aunque la hostilidad de una ciudad como esta me ha hecho cambiar, estoy en todo mi derecho a que me importe y a querer mejorar la sociedad presente.

Ahora salgo con una maravillosa limeña, que es todo un ángel con un corazón tan grande que no le cabe en el pecho. Solo por ella y por los hijos que quizá algún día tengamos, merece la pena. ¿o no? Es mi derecho. Y trato de ejercerlo.

Hasta la próxima.

Posted in Uncategorized | Etiquetado: | 1 Comment »

El ejemplo de Japón.

Posted by Proyectos LIJO en 20 marzo 2011

No conozco mucho de la cultura japonesa, y sin embargo hay algo en ella que me atrae. No sabría decir el qué exactamente, aunque supongo que mucho sea el atractivo que da lo exótico.

 

Japón me ha sorprendido muy gratamente. La entereza con la que están soportando el desastre de un maremoto, que además ha causado problemas serios en una central nuclear. A mí me sirve de ejemplo de como hacer las cosas bien, y el testimonio de algunos españoles viviendo allí es esclarecedor.

 

Un detalle: El hecho de que el primer ministro y su ejecutivo, se hayan puesto el uniforme de faena y le hagan una reverencia a la bandera antes de subir a leer sus comunicados, dice mucho de las personas que los eligen. Un gobernante que no le tenga respeto a su pueblo, que afirme que su patria es una “Nación discutida y discutible”, no podrá servir jamás a los intereses del pueblo al que dice representar.

 

Mi recuerdo para Japón, y para su gente por su ejemplo.

 

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

El PP y el PSOE hacia el bipartidismo puro contra la democracia.

Posted by Proyectos LIJO en 8 marzo 2011

En las últimas semanas, se han producido en España dos graves ataques contra la pseudodemocracia que vivimos. Son medidas apoyadas por los dos “grandes” partidos (Grandes en deudas y corrupción, porque en servicios a su patria, son más bien pequeños, inexistentes) que van destinadas a entorpecer aun más la representatividad de los partidos que no tienen representación parlamentaria. Es cuanto menos curioso, que estas medidas hayan pasado inadvertidas en los medios de comunicación. ¿Será eso señal de que el buen y admirado oficio del periodismo no es ni parecido a algo a lo que se pueda llamar independiente?

El primer caso, el más flagrante, es el de una medida que exige que aquellos partidos sin representación parlamentaria deben recoger un número de firmas determinadas por circunscripción. Por supuesto, ningún ciudadano puede avalar a más de una candidatura.

Esta medida, que va en contra de toda su lógica democrática, deja fuera de juego a un sinfín de partidos que se reparten entre 500.000 y 1.000.000 de votos según las elecciones. Para los “grandes” partidos, no sirve que la constitución refleje que todos los españoles tienen derecho a ser elegidos en las elecciones, bien sea a través de partidos o a través de agrupaciones independientes de electores. Es una medida que viene a complementar a aquella ley de paridad ya vigente, que deja fuera de juego a las personas más válidas y hace añicos la democracia interna de los partidos, sean estos en su mayoría varones o en su mayoría mujeres.

¿Quién se va a repartir ese voto? No hace falta citarlo porque está claro.

El otro ataque a la democracia, va contra los pueblos de menos de 100 habitantes. Hasta ahora, estos pueblos se regían por el método de “gestión abierta”, esto es: Una persona hacía las funciones de alcalde-presidente de su ayuntamiento o pedanía, y era el pueblo el que en asambleas periódicas discutía y decidía los asuntos del pueblo. Fuera de todo sentido común, en vez de ampliar ese método de gobierno auténticamente democrático a pueblos con mayor población, se ha optado por eliminar este método para pasar a un modelo de representatividad. Ahora, esos plenos tendrán tres miembros que serán los que gestionen todo lo que antes se hacía entre más gente.

¿Dónde está eso que ellos mismos llaman “Pedagogía democrática”? Yo creo, y así me lo dice mucha gente, que no hay nada pedagógico en eliminar la participación en las decisiones públicas a la mayoría de los vecinos de un pueblo o ciudad, pues antes al contrario, la aprobación de normas de este tipo alejan aun más al conjunto de la sociedad, de una clase política que es una verdadera casta llena de privilegios que hoy por hoy es el tercer problema para los ciudadanos, detrás del paro y el terrorismo.

Es hora de rebelarse, de empezar a actuar contra esta nueva tiranía política que defiende y amplía sus privilegios a golpe de “real decreto” mientras España se hunde en los más de 5 millones de parados reales. Mientras, ellos, en sus poltronas, se dedican a saquear nuestra patria bajo el amparo de un sistema al que llaman democrático, pero que no es sino la continuación formal de aquel que feneció hace casi 36 años.

Nada ha cambiado para la “casta”, son los mismos que en la edad media sometían a la mayoría de la población a sus caprichos. Los mismos que en plena revolución industrial se dedicaban a explotar a los trabajadores matándolos de hambre. Los mismos que organizaron guerras durante todo el S.XIX y XX en favor de intereses bastardos. Los mismos que manipulan los medios a su favor, y se rinden ante las presiones de los “lobbies” económicos e inmorales que realmente manejan los hilos.

Esta pregunta es para tí, que quizá lees esto por accidente, o porque alguien te lo ha recomendado. ¿QUÉ VAS A HACER TÚ?

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

Apicultura

Posted by Proyectos LIJO en 7 marzo 2011

Me pide Juanpa, un buen amigo periodista que se ha embarcado en la aventura de una nueva vida en Brasil, que le envíe algo para publicar en el medio en el que está trabajando. La revista se llama “Mon Quartier” Y en ella ya se han publicado asuntos sobre Palencia (Si pinchas sobre el enlace, en las páginas 24 y 25 hay un artículo muy bueno). El texto que le he enviado, y que él tiene que estractar y corregir a su gusto, es el siguiente:

“Tenía apenas 12 o 13 años, cuando mi padre, trabajador incansable que como todo un hombre nacido y criado en el campo es un apasionado de la naturaleza, adquirió su primera colmena. Yo, el 4º de 5 hermanos, tenía la edad ideal para acompañarle hasta Villapún, pueblo de la comarca palentina de La Vega, cercano a su capital, Saldaña, donde un compañero de trabajo de mi padre le dejaba una parcela en barbecho, junto al río Carrión y los rocos pastos de prados verdes y floridos. Era el lugar ideal para comenzar a experimentar con la vida de estos animales. Traje y ahumador eran mis herramientas, pues era mi padre el que abría y manipulaba los panales y las abejas.

La ilusión y el amor de mi padre por este animal en particular, se l había contagiado un fraile dominico de la residencia que esta orden tiene (o tenía) en Mejorada del Campo, Madrid, bastantes años antes, cuando mi padre acudía a ayudar en las labores de mantenimiento de un edificio grande . Era una época en la que el pluriempleo estaba en liza, pues con un solo sueldo se podía vivir pero no ahorrar.

No pasó mucho tiempo hasta que una solo colmena se hacía poca labor para dos hombres, un padre y un hijo, que deseaban seguir aumentando la cabaña. Mi padre se puso en contacto con un antiguo amigo que tenía una huerta con una caseta en el término de Villadavín, también junto al curso del río Carrión, pero más al sur, cercano a la capital de la provincia. Allí se pusieron otras 5 colmenas hasta un total de 6, que nos permitieron cosechar nuestro primer centenar de kilos de miel. Pasaron unos años, yo fui creciendo y mi vida me llevó a estudiar a Madrid primero, para acabar trabajando en San Sebastián. Eso no fue impedimento para que los fines de semana y las vacaciones los dedicara en parte a seguir con la apicultura, a descubrir las demás materias que producen las abejas: polen, jalea, cera y propóleo completan un catálogo de dones que la naturaleza nos cede con tan solo un poco de empeño. La formación en métodos de trabajo a través de una muy bien organizada Asociación Palentina de Apicultores, la visita a ferias de apicultura y el aprovechamiento de nuevas herramientas y útiles de trabajo para facilitar la labor, también tuvo su momento. Y así surgió más adelante la posibilidad de adquirir dos colmenares bien dotados de material y colmenas en una inmejorable zona de esta provincia, la comarca de El Cerrato. Allí, el romero le pelea el terreno a los pinos y los robles, el agua de manatial fluye fresca en fuentes naturales y flores como el tomillo, el espliego o el diente de león le confieren a la miel unos aromas únicos en España y en el mundo. Los cultivos de los labradores de la zona, como el girasol o la colza y el afán trabajador de una animal imprescindible para el equilibiro del biosistema, aumentaron la producción hasta límites no conocidos antes por nosotros. Una tonelada de miel de apenas 35 colmenas es mucha miel.

El tiempo ha ido pasando, y a mi padre se le va apagando la vida muy poco a poco, por esa enfermedad cruel y lastimera llamada Síndrome de Alzheimer. Dos años después de la última cata, las colmenas estaban abandonadas. Gracias al esfuerzo de mi hermana Guadalupe, mi cuñado Ignacio y el mío propio, hemos conseguido salvar nada menos que 15 enjambres más o menos bien poblados, recolocando y adaptando la explotación a nuestro saber y necesidad. Este año esperamos sacar una nueva cosecha de miel, aunque solo sea para consumo propio, además de seguir con el empeño que mi padre empezó hace casi 20 años (¡como pasa el tiempo!) y procurar que una actividad tan bonita, agradecida y dulce, no se pierda después de tanto esfuerzo.”

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , | Leave a Comment »

Subvenciones a sindicatos

Posted by Proyectos LIJO en 21 febrero 2011

Me ha llegado al correo electrónico un documento en PDF, publicado en el BOE del viernes 10 de diciembre de 2010, en el que se detallan las subvenciones concedidas a sindicatos y otro tipo de asociaciones desde el 1 de julio hasta el el 30 de septiembre de 2010. Es un listado con las cuantías que cada una de esas instituciones recibió por parte del gobierno en tan solo 3 meses.

Y… ¿Quién gana por goleada? no hay que pensar mucho: CC.OO. y UGT. En total, cada una de estos “sindicatos” se llevó un montante de 72.308.301 y 69.390.166 euros respectivamente, alcanzando algunas subvenciones montantes superiores a los 5 y 10 millones de euros. En total 141.700.000 euros para los dos “sindicatos” mayoritarios. Una cifra realmente alta, que me deja estupefacto y que hace que lance unas cuantas preguntas al aire:

¿Porqué tanto dinero? ¿Quién fiscaliza esas cuentas? ¿Cuántas empresas se abrían podido sacar adelante si ese dinero se hubiera destinado a líneas de crédito a bajo interés para emprendedores y PYMES? ¿porqué unos sindicatos que gozan de tales privilegios conforme a una ley desfasada, no se autofinancian con las cuotas de sus afiliados? Esto, además, les daría una mayor credibilidad en sus reivindicaciones, y quizá así lograrían ser lo que no son y dicen representar: La voz de la mayoría de los trabajadores de España.

 

 

El servilismo ciego de las dos grandes centrales para con las reformas antisociales del gobierno de un partido que para nada es socialista (A las evidencias me remito) tiene como premio unos montantes que les hacen seguir callados y serviles. Una última pregunta al aire ¿Hasta cuándo?

Y para que el que quiera vea y pueda hacer sus cuentas, os dejo los enlaces al BOE del día de la publicación de las subvenciones.

Enlace al boletín oficial del estado del día 10 de diciembre de 2010

Enlace al documento público en PDF A partir de la página 102511

Se hace necesario, vistos los datos, atreverse a cambiar las cosas en favor de un sindicalismo diferente, y mi propuesta es el sindicato Unión Nacional de Trabajadores, formado por gente seria que poco a poco va ganando protagonismo en el mundo laboral español.

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.